Social Media para principiantes: 12 útiles consejos

Iniciarse en el amplio mundo de la social media podría llegar parecerte algo sencillo, y es que en cierto punto lo es, pues cualquiera puede incursionar en ella, pero no lo suficientemente como para no prestarle importante atención a los aspectos que resultarán en un funcionamiento efectivo.

Social Media se trata de la creación, publicación y promoción de tus contenidos en internet. Y como les comenté, no es un trabajo fácil, y tampoco es posible conseguir rendimiento a corto plazo.

Establecer un plan con objetivos, análisis de la presencia en medios y redes sociales, aprovechar potencialidades, establecer comunicación con los clientes, así como estrategias y acciones específicas son algunos de los aspectos que servirán para mejorar la imagen y  reputación de tu empresa o marca en la web. A continuación les mostraré una serie de consejos que podrían resultarles útiles a los principiantes del social media y sus posibles planes digitales ¡Tomen nota!

  • Diseña una estrategia

Este es el primer paso para iniciar, pues antes de poner en marchar cualquier proyecto digital es necesario pensar que es lo que se quiere conseguir y trazar los objetivos necesarios para conseguirlos.

Debes comenzar por identificar el público al que deseas dirigirte y qué acciones son posibles de ejecutar para llamar la atención de manera positiva.

  • Decide qué medios usar

Es realmente importante elegir cuáles serán los medios y redes sociales en las que pondrás el nombre de tu marca. Para definir esto es necesario pensar en qué redes sociales está tu público objetivo.

Una vez detectado, abre tus canales, blog y redes sociales, para atrapar el interés de ese público. Eso sí, piensa que trabajarlas todas al mismo tiempo requiere mucho esfuerzo.

Se de tomar en cuenta los objetivos que te has propuesto y los cuales se cumplirán dependiendo de las decisiones que se tomes. Por ello es necesario observar de cerca cómo se comporta tu público en las redes, al igual que tu competencia. No te fijes en el número de seguidores. Lo importante es el engagement que logres.

  • Optimiza tus perfiles

Cuando estás intentando darte a conocer, es esencial dar una cara reconocible en tus perfiles. Si optimizas aumentas tus posibilidades de conseguir más seguidores y hacer crecer tu comunidad.

Humanizar la marca es otro aspecto importante, pues se trata de establecer una cara real, con la que posteriormente podrás generar confianza. En segundo lugar, escribe una buena descripción de ti como profesional o de tu empresa donde establezcas en pocas palabras quien eres y a que te dedicas.

  • Busca seguidores potenciales

Tener muchos seguidores no se traduce a nada, si lo que tienes no interactúan contigo o simplemente no son tu público potencial entonces no estás haciendo un buen trabajo. En este caso ¡Los números no dicen mucho!

Un error que comenten algunas marcas es utilizar aplicaciones para arrastrar masas, que finalmente, terminan por ser seguidores nulos y que solo hacen bulto a tu cuenta. Es mejor que tu comunidad vaya creciendo lenta pero constantemente y que los que te acompañen sean de calidad.

  • Publica contenido de calidad

El éxito en las redes sociales y blogs, está influenciado principalmente por la generación de un buen contenido. Cuanto más  útil y  relevante sea el mismo, mayor será la exposición de tus cuentas.

El contenido debe ser variado, original y sin características parecidas a las de la competencia, crearle un lenguaje propio y por supuesto regirse por una rigurosa ortografía y gramática antes de publicar.

  • ¿Cuánto y cuando publicar?

La cantidad y el horario de publicaciones diarias es uno de los aspectos que más variaciones posee, pues dependiendo de la marca, la red social y nuevamente el público potencial, estos intervendrán en el número de veces que debes postear en un día.

En Facebook, si se trata de una página personal, podría hacerse las veces que se quiera, pero sin hacerlo fastidioso. En una empresa, 3 o 4 veces por semana. Y si se trata de medios de comunicación, hasta varias veces al día.

En Twitter, donde el contenido nace y muere más rápido, es posible publicar varias veces al día, pero no cualquier cosa,  comparte contenido de valor para mantener la interacción.

Y finalmente, para Instagram lo ideal sería una al día, máximo dos, con un espaciado de varias horas entre ambas publicaciones.

  • Sigue tu plan

Tu plan de social media representa la guía profesional de tu trabajo. Debes instalarte planificar paso a paso las acciones que vas a realizar mensual o semanalmente.

Este plan debe contar también con las características generales de tu marca, objetivos, público, análisis FODA y recursos. Y además, otras más específicas como por canales, tipo de contenidos, lenguaje y comunicación, acciones y calendario editorial.

  • Utiliza hashtags estratégicamente

Todos sabemos que los hashtags se utilizan para marcar palabras clave o temas principalmente en Twitter, Instagram, Facebook, Google+, Tumblr y Pinterest. Su papel en las redes sociales puede parecer confuso, pero es importante saber  que pueden ser utilizados para enriquecer las conversaciones y atraer seguidores.

Si etiquetamos sobre una temática en específico, ejemplo, #SocialMedia quiere decir que nuestro contenido se relaciona con ese campo específicamente. Al mismo tiempo son útiles para monitorizar las redes sociales.

  • Sigue a tus seguidores

Claramente la meta principal es hacer crecer el número de seguidores, pero también es importantes seguir a los que ya te siguen.  Entre todos siempre habrán usuarios que pueden resultar interesantes.  A estos los puedes seguir para empezar a construir tu comunidad.

Diariamente, revisa los nuevos seguidores y decide a quién seguir preguntándote el por qué y qué crees que te puede aportar.

  • Cita el origen de la información

Para mejorar un post, es también importante que revises lo que escriben otros en las redes y los artículos de la web que aporten más valor  a tú contenido.

En el caso de que la información derive de terceros cita la autoría. Es necesario reconocer el valor intelectual del creador.

  • Buena prácticas

Todas las redes sociales gozan de reglas y respetarlas forma parte de las prácticas indispensables para su uso. Y no se trata de sólo las que pone la propia red social, sino de crear un código propio de buenas acciones.

Evita el spam, respeta los criterios ajenos, no dejes comentarios ofensivos  y disfruta de las bondades de la web.

  • Automatiza tus publicaciones

Existen varias herramientas para automatizar tus publicaciones, entre estas Hootsuite, Social Gest, TweetDeck o Buffer.

Ellas permiten  programar el contenido que desees añadir a tu Facebook, Twitter, Instagram, Google Plus o LinkedIn. El contenido se publicará como si lo hicieras en ese mismo momento de forma manual.

Y lo más importante, uno de sus tantos beneficios es permitirte ahorrar tiempo y organizar cronológicamente las publicaciones de varios días.

 

¿Tomarías en cuenta alguna de estos consejos para iniciarte en Social Media? ¡Espero tus comentarios!